Análisis de la inflación de Septiembre

La inflación de septiembre nos dio una buena noticia

Hoy, el dato de inflación de septiembre trajo una buena noticia: hay indicios de que las presiones inflacionarias podrían haber empezado a moderarse.

La inflación sigue siendo alta, empujada principalmente por las mercancías, sobre todo las alimenticias.

Sin embargo, tanto la inflación general, como la que excluye alimentos y energía, estuvieron por debajo del mes anterior y de las expectativas, tanto del consenso del mercado como de Banxico. La inflación general permaneció estable en 8.7%, mientras que la subyacente siguió en aumento —alcanzó 8.28%—, desde el 8.05% registrado en agosto.

Fuente: Elaboración propia con datos de Macrobond

Los datos sugieren que lo más probable es que no falte mucho para que la inflación comience gradualmente a bajar.

Por lo pronto, una buena forma de sacarle provecho a las altas tasas es invirtiendo en fondos conservadores de corto plazo.

La fortaleza del mercado laboral en Estados Unidos puso de malas a las bolsas

Por otro lado, también el viernes, tuvimos una noticia no tan buena para los rendimientos de las acciones en Estados Unidos. La tasa de desempleo en ese país inesperadamente volvió a niveles históricamente bajos; cayó de 3.7% en agosto a 3.5% en septiembre, como resultado de una menor participación laboral y un mayor empleo de lo esperado.

En tiempos normales, los datos de un mercado laboral fuerte suelen ser buena noticia. Pero en estos momentos estamos en un momento atípico, en donde la fortaleza de la economía se interpreta como que la inflación va a tardar más en bajar, y por ende la Fed va a continuar subiendo las tasas de interés sostenidamente.

Por esa razón, vimos caídas en los principales índices accionarios de Estados Unidos. Dependiendo de tu perfil de riesgo y plazo de inversión, si tienes inversiones en Fintual una parte de tu plata puede estar invertida en fondos que invierten en acciones de Estados Unidos, las cuales podrían verse temporalmente afectadas. Sin embargo, en la medida que la inflación global baje, y que las malas noticias políticas se moderen, las acciones deberían comenzar a repuntar. Por lo tanto, no te recomendamos que muevas tus inversiones por esas fluctuaciones.

Regresar al blog

Deja un comentario